Niña murió dentro de colchón inflable por descuido de encargados

Niña de 4 años murió dentro de colchón inflable por descuido de encargados, estaban pendientes del teléfono

Jhoan Melendez
Por Jhoan Melendez 3 Min de Lectura
3 Min de Lectura
foto: monedero smart

Una tragedia sacudió a una familia de Mykolaiv, una ciudad del sur de Ucrania, luego que una niña de cuatro años muriera dentro de un colchón inflable por descuido de los encargados, quienes estuvieron pendientes de su celular mientras la pequeña se asfixiaba.

Todo comenzó el pasado fin de semana cuando la familia de menor quería pasar un rato diferente. No obstante, todo tuvo un desenlace fatal.

LEA TAMBIÉN: NIÑO DE CUATRO AÑOS DISPARÓ ACCIDENTALMENTE A SU HERMANO DE UNO EN TEXAS

Los asistentes del castillo inflable hallaron a la jovencita enredada en una cuerda de la estructura. Sin embargo, se dieron cuenta porque la mamá de la víctima les pidió revisar la atracción ya que no escuchaba la risa la niña.

Una amiga de la familia, Natalia Kuchynska, relató a medios que en un principio la mamá creyó que la pequeña Valeria perdió el conocimiento por el calor. Lastimosamente, comprobó que no era este el caso cuando intentó despertarla y no reaccionó.

Testigo pidieron una ambulancia mientras una persona le practicó compresiones torácicas y respiración boca a boca a la niña.

SIN PARAMÉDICOS EN EL LUGAR

Natalia afirmó que en el parque de diversiones no había paramédicos para brindar primeros auxilios. Por tal motivo, recurrieron a todas las vías al llevar a un dentista para ver si podía hacer algo.

Poco después, llegó la ambulancia al sitio. Sin embargo, ya era demasiado tarde y Valeria falleció en el lugar por asfixia.

La madre de la pequeña, desconsolada, narró que ya estaban cerca de irse a casa. Sin embargo, la jovencita le pidió quedarse un rato más para jugar un poco más en el castillo inflable. Luego, la mujer accedió y tras ello se fue a la zona establecida para padres, reseñó Caracol Noticias.

Desde el lugar donde estaba la mamá, era imposible ver hacia la atracción, según las autoridades. Después, la policía local reveló que los tres encargados de esa área de juego estaban distraídos viendo el celular.

De ser hallado culpable, el dueño del colchón inflable podría pasar hasta ocho años tras las rejas.

Compartir este artículo