NICARAGUA: Rayo mató a dos adolescentes que buscaban señal

EN NICARAGUA: Rayo mató a dos adolescentes que buscaban señal para sus celulares en una loma

Jhoan Melendez
Por Jhoan Melendez 3 Min de Lectura
3 Min de Lectura
Foto: Composición propia

Dos adolescentes murieron el jueves pasado en Muelle de los Bueyes en Caribe Sur, Nicaragua, luego que les cayera un rayo mientras buscaban señal sobre la loma de un campo donde trabajaban.

En concreto, el trágico suceso tuvo lugar en la comunidad San Miguel. Las víctimas quedaron identificadas como Never José Robledo Martínez, de 16 años de edad y Wilfredo Antonio Obando Obando, de 13.

LEA TAMBIÉN: IMPRESIONANTE VIDEO: RAYO IMPACTÓ A TRES NIÑOS QUE ESTABAN EN UNA PLAYA DE PUERTO RICO, UNO ESTÁ DELICADO

Según medios locales, cuando el rayo los alcanzó, las víctimas estaban con sus teléfonos en mano intentando obtener cobertura. La causa del deceso lo determinó un forense quien tras revisar los occisos, descartó que haya sido un crimen; si no muertes por descarga eléctrica.

Pese a que los adolescentes perecieron la tarde del jueves, no fue hasta la noche que detectaron los cuerpos sin vida. Fue cuando los familiares los buscaban al notar que pasaban las horas y no volvían.

Las dos víctimas mortales estudiaban en el colegio San José de Muelle de los Bueyes. Antes de ellos, un hecho similar ocurrió en Nicaragua este año. El 25 de abril pasado, Katelin Dixon Stevens, de 18 años, murió por el impacto de un rayo en Bonanza, Caribe Norte.

CASO SIMILAR EN PUERTO RICO

A finales de mayo, un rayo cayó cerca de tres niños que jugaban en una playa de Puerto Rico. Los menores, de 7, 10 y 12 años, sufrieron una descarga eléctrica y fueron trasladados de urgencia al Hospital Buen Samaritano en Aguadilla.

El incidente ocurrió mientras los niños, de nacionalidad estadounidense, pero residentes en Toa Baja, se encontraban en la arena.

Carlos Cruz, director interino de la Agencia de Manejo de Emergencias Municipal, explicó que el rayo impactó cerca de ellos, alcanzándolos parcialmente con su descarga.

«Uno de los padres había salido del agua a buscar algo en la neverita y escuchó al nene gritando», detalló Cruz. Dos de los niños se encuentran estables, pero el menor de 12 años permanece en estado delicado.

Compartir este artículo