Horror en Macarao: gritos desgarradores alertaron a vecinos sobre un atroz crimen

Horror en Macarao: gritos desgarradores alertaron a vecinos sobre un atroz crimen

Carlos Ramiro Chacín
Por Carlos Ramiro Chacín 2 Min de Lectura
2 Min de Lectura
Horror en Macarao: gritos desgarradores alertaron a vecinos sobre un atroz crimen

Los habitantes de la parroquia Maracao, en Caracas, están conmocionados por el brutal asesinato de Yamilet del Carmen Castro, de 43 años, quien presuntamente fue apuñalada hasta la muerte por su pareja la semana pasada.

Los hechos se dieron el pasado jueves, 9 de mayo, en el barrio Kennedy. Reportes preliminares indican que Jonathan Briceño, de 44 años, mató a Yamilet y luego se habría quitado la vida en su propia vivienda.

De acuerdo a la periodista Lysaura Fuentes, un vecino escuchó gritos desde la vivienda en la noche del jueves. Puesto que la puerta estaba cerrada, tuvieron que forzar la entrada y descubrieron la escena del crimen.

Los vecinos encontraron el cuerpo de Yamilet con numerosas heridas de arma blanca en varias partes del cuerpo. Por su parte, dicen que Briceño se quitó la vida, puesto que su cadáver supuestamente estaba ahorcado.

HABLA FAMILIA DE YAMILET

Supuestamente, Yamilet tenía heridas de defensa en sus manos. Igualmente, el caso está en manos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) y se esperan más detalles en los próximos días.

Algunos testigos dijeron que la pareja tenía severas discusiones constantemente. Por su parte, Yamilet habría dicho que Briceño era agresivo, aunque se desconoce si fue agredida físicamente en el pasado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: MIEMBRO DE LA BANDA DEL WILEXIS FUE ABATIDO EN ENFRENTAMIENTO CON LA POLICÍA EN PETARE

miembros de la familia hallada muerta dentro de su vivienda en Caracas
Las autoridades llevaron el cuerpo de la mujer hasta la morgue de Bello Monte. Foto: Archivo

Los familiares de Briceño dijeron que él también tenía heridas de arma blanca en el abdomen y en el tórax. Sin embargo, los vecinos y testigos de la zona no mencionaron lesiones de estas características.

Compartir este artículo